46% de las corporaciones espera tener implementada IOT durante 2016

 

Los desafíos claves para el sector y las 6 tendencias que lo están impulsando durante 2016

Si bien la “Internet de las Cosas” (IOT) es un mercado relativamente nuevo, durante los últimos meses se ha hablado (y especulado) más que nunca sobre sus potencialidades, riesgos y las oportunidades de negocio que surgen de esta tecnología.

Lo que si es claro es que desde la última mitad de 2015 a la fecha hemos sido testigos de un fuerte aumento del interés en nuestros productos, principalmente originado en desafíos reales de parte del mundo corporativo. Y aunque nos gustaría sentir satisfacción por el esfuerzo que hemos realizado evangelizando sobre las potencialidades de la IOT desde hace ya varios años, hay que reconocer que hay una fuerte componente derivada de las presiones competitivas del mercado.

De acuerdo a la consultora 451 Research, a finales de 2015 un 15% de las empresas encuestadas ya habían implementado algún tipo de proyecto IOT, mientras que un 31% declaraba que tendría implementaciones dentro de 2016. Según su estudio, el mundo corporativo es el principal impulsor de esta adopción, lo cual concuerda con la percepción que tenemos de cómo se está moviendo el mercado en Chile.

Las primeras muestras de interés que percibimos provinieron del mundo del Retail y la Banca, para atacar problemas relacionados con la eficiencia energética de sus edificios comerciales distribuidos a lo largo de grandes extensiones geográficas. Esto ha promovido el interés en monitorear y controlar estos edificios, en particular su consumo energético y los equipos de climatización.

Asimismo, el mundo industrial de la manufactura y alimentos comenzó a probar sistemas relacionados con captura de datos desde equipos e instrumentos industriales, desplazando los métodos “tradicionales” para obtener esta información, que en muchos lugares aún supone el uso de operarios que transcriben manualmente la información desde las pantallas o indicadores de sus equipos a archivos Excel, o directamente desde una multitud de sistemas propietarios, uno por cada proveedor o incluso por cada línea de equipos.

Más recientemente, a esta ola de interés se sumaron verticales mucho más específicas, como el mundo de las telecomunicaciones, en particular quienes cuentan con gran cantidad de sitios distribuidos a lo largo del país y cuyos sistemas de monitoreo no satisfacen las necesidades actuales de eficiencia operacional que les permitan mantenerse competitivos.

En el mismo reporte, la consultora identifica 6 tendencias que están dando forma al mercado durante este año, que serían las siguientes (con nuestra humilde opinión al respecto):

  • El cambio en los procesos de negocios seguirán siendo la principal barrera de adopción

Lo más complejo al implementar nuevas tecnologías es convencer al cliente de hacer las cosas de manera diferente. Sin embargo, los desafíos y problemas a resolver son de tal magnitud y causan tal “dolor” al cliente, que muchas veces vemos disposición total al cambio, sobre todo cuando los métodos tradicionales ya no dan para más. ¡Qué diferencia hay entre destinar un equipo de operarios a tomar datos manualmente versus btenerlos en línea con un click, con un 100% de precisión y en tiempo real!

  • Protocolos de comunicación en el borde se mantendrán fragmentados

Esperar que las empresas realicen inversiones fuertes en unificación de protocolos nos sigue pareciendo lejano, sobre todo porque soluciones como MonitorBox (nuestro HUB industrial multiprotocolo) rompe esta limitante en el borde, permitiendo conexión de equipos antiguos o equipos nuevos con protocolos tradicionales convirtiendo a la IOT en una implementación incremental y no un cambio radical de infraestructura tecnológica.

  • LTE-M y LPWAN forzando la mano de los operadores de telecomunicaciones

El mundo de los protocolos de comunicación tiene todavía un largo camino que recorrer antes de convertirse en algo relevante, por lo que comentaba en el punto anterior. Si las máquinas siguen siendo las de siempre y soluciones de borde como Monitor Box son un intermediario confiable y práctico para conectarlas a la IOT, los operadores de telecomunicaciones podrán seguir usando tecnologías de transferencia de datos comunes por un buen tiempo antes de sentir la necesidad de agregar a sus redes nuevos protocolos.

  • El volumen y gestión de los datos generados por las “cosas” continuará presentando nuevas oportunidades y desafíos para proveedores de almacenamiento, servicios cloud, analytics y visualización

Esto nos toca directamente, ya que Monitor es un proveedor de Storage, servicios Cloud, Analytics y Visualización. Nuestro día a día en términos de desarrollo es el desarrollo de nuestras nuevas herramientas analíticas y de visualización específicas para las verticales en las que estamos trabajando. Encontrar las mejores formas de almacenar los datos capturados, asegurar su continuidad, dar escalabilidad a los servicios cloud y mejorar la capacidad de nuestra plataforma para brindar análisis precisos y oportunos y una visualización intuitiva y útil son (por razones obvias) condiciones sine-qua-non para sobrevivir en esta industria.

  • El precio de los componentes de la IOT seguirá bajando rápidamente, dejándolo al alcance de una audiencia mayor

No hay mucho que agregar acá, los precios de las implementaciones de sistemas IOT han caído al menos a la mitad en los últimos 2 años. Esto nos da la posibilidad de que, a medida que escalamos en capacidad productiva, podamos ofrecer servicios a un grupo de potenciales clientes que no teníamos en la mira hace 24 meses. Por supuesto, esto nos encanta: Democratizar el acceso a la IOT es un mantra que le repetimos a quien nos quiera escuchar.

  • La seguridad de la IOT sigue siendo una fuente de preocupación para los “early adopters”, especialmente al conectar sistemas que previamente se mantenían off-line

Seamos claros: hemos visto dispositivos “inteligentes” (principalmente en el segmento Smart Home, no tanto en el mundo industrial) con serios problemas de seguridad antes, y seguiremos viéndolos en el futuro. Sin embargo, como lo vemos nosotros la responsabilidad de la seguridad en la IOT industrial pasa principalmente por los proveedores de plataforma, por lo que este tema nos atañe directamente. A medida que avanzamos hacia verticales cada vez más angostas y con un entorno competitivo más fuerte, la inquietud de nuestros potenciales clientes respecto a la seguridad ha ido escalando, y nos obliga a mantener la guardia alta.

Por mi parte, espero que la tendencia a adoptar la IOT en la industria siga este ritmo frenético. Obviamente porque significa que nuestro negocio estará montado en una excelente ola, pero también porque el dolor que vemos en la gente de mantenimiento y operaciones en la industria es realmente grande e incapacitante, a ellos también les duele dejar plata sobre la mesa!

Añadir nuevo comentario