Blog de Monitor

Vie, 18/11/2016 - 11:22

 

Una entretenida charla TED por Olivier Scalabre, del Boston Consulting Group. La charla tiene subtitulos en español.

Mié, 14/09/2016 - 00:09

 

Los sistemas tradicionales de instrumentación y control son tan complejos de implementar que nos cuesta transmitir lo simple que es Monitor para acceder a los dispositivos distribuidos sobre una instalación industrial. Sin más preámbulos, vamos allá.

Instalando el Hardware

El problema del cliente suele ser que los sensores, actuadores o equipos industriales a integrar a la red están distribuidos en diferentes lugares dentro de una planta o edificio comercial. También podrían estar en diferentes lugares del planeta. Para todos los casos, la idea es la misma.

La solución de hardware de Monitor se llama MonitorBox. Este es un “hub” capaz de conectarse a diferentes sensores, actuadores o dispositivos industriales ya instalados a través de una variedad de puertos de comunicación disponibles (por ejemplo Modbus, Profibus, 4-20mA, otras salidas análogas o protocolos propietarios). 

Cada MonitorBox puede conectar varios dispositivos cercanos directamente por cable, mientras que dispositivos más lejanos se pueden conectar usando un transmisor inalámbrico. La ventaja de una solución inalámbrica es evidente, ya que permite evitar un costoso proyecto de cableado hasta cada dispositivo, acelerando dramáticamente la implementación. 

En la imagen vemos un proyecto hipotético en que se necesitan 3 MonitorBox que conectan dispositivos cercanos y algunos dispositivos más alejados en forma inalámbrica. 
Una vez conectado y configurado, el MonitorBox comienza a enviar la información a los servidores de Monitor en la nube.

El MonitorBox se conecta via red celular. Esto da la flexbilidad de acceder a Internet donde exista señal celular y sin depender de las redes de comunicaciones del cliente, lo que también simplifica el proceso de instalación y validación. Por supuesto, también es posible conectarlos directamente a un punto Ethernet con un cable de red, pero lo usual es no contar con puntos de red accesibles en los lugares donde se quiere instalar.

Conectando las Máquinas

Cada MonitorBox se encarga de establecer un puente de comunicaciones entre la plataforma Cloud y los dispositivos del cliente, actuando como un traductor de los protocolos de comunicación de cada dispositivo a una plataforma común. Así, se puede programar cada actuador en la plataforma Cloud para responder a datos capturados por si mismo o por cualquier otro sensor o dispositivo de la red. 

Estas reglas se pueden implementar directamente en la plataforma Cloud, permitiendo que los dispositivos puedan interoperar entre sí sin importar si son compatibles o no en el “mundo real”. Estas reglas de control pueden definirse a diferentes niveles, por ejemplo en la nube o directamente en cada MonitorBox, de manera de que en el raro caso de una pérdida de conectividad celular algunas reglas básicas sigan ejecutándose sin interrupción. Esto puede ser deseable o no dependiendo de cada situación, por lo que normalmente es una opción que se define en cada proceso.

En caso de una interrupción de conectividad celular, el MonitorBox comienza a almacenar localmente la información recogida, hasta la cantidad que puede almacenar en su memoria interna (que deendiendo de la versión y dispositivos conectados puede soportar desde algunas semanas hasta años de almacenamiento de datos. Cuando una conexión se reestablece, el MonitorBox se reconecta y sincroniza sus datos con el servidor. 

El Panel del Control

Cada usuario puede acceder al Panel de Control directamente a través de un login y password individual. El diseño del Panel de control para cada perfil se define en conjunto con el cliente y permite definir que controles, indicadores, gráficos etc. estarán disponibles para cada usuario. 

El Panel de Control de Monitor es un mundo en si mismo. Hay muchas opciones de visualización de datos disponibles, alarmas, widgets, motor de descarga, reglas de negocios y muchas otras características. Para no extenderme demasiado hoy, prometo escribir sobre la web app en detalle en un próximo artículo. 

Jue, 01/09/2016 - 16:21

 

Los desafíos claves para el sector y las 6 tendencias que lo están impulsando durante 2016

Si bien la “Internet de las Cosas” (IOT) es un mercado relativamente nuevo, durante los últimos meses se ha hablado (y especulado) más que nunca sobre sus potencialidades, riesgos y las oportunidades de negocio que surgen de esta tecnología.

Lo que si es claro es que desde la última mitad de 2015 a la fecha hemos sido testigos de un fuerte aumento del interés en nuestros productos, principalmente originado en desafíos reales de parte del mundo corporativo. Y aunque nos gustaría sentir satisfacción por el esfuerzo que hemos realizado evangelizando sobre las potencialidades de la IOT desde hace ya varios años, hay que reconocer que hay una fuerte componente derivada de las presiones competitivas del mercado.

De acuerdo a la consultora 451 Research, a finales de 2015 un 15% de las empresas encuestadas ya habían implementado algún tipo de proyecto IOT, mientras que un 31% declaraba que tendría implementaciones dentro de 2016. Según su estudio, el mundo corporativo es el principal impulsor de esta adopción, lo cual concuerda con la percepción que tenemos de cómo se está moviendo el mercado en Chile.

Las primeras muestras de interés que percibimos provinieron del mundo del Retail y la Banca, para atacar problemas relacionados con la eficiencia energética de sus edificios comerciales distribuidos a lo largo de grandes extensiones geográficas. Esto ha promovido el interés en monitorear y controlar estos edificios, en particular su consumo energético y los equipos de climatización.

Asimismo, el mundo industrial de la manufactura y alimentos comenzó a probar sistemas relacionados con captura de datos desde equipos e instrumentos industriales, desplazando los métodos “tradicionales” para obtener esta información, que en muchos lugares aún supone el uso de operarios que transcriben manualmente la información desde las pantallas o indicadores de sus equipos a archivos Excel, o directamente desde una multitud de sistemas propietarios, uno por cada proveedor o incluso por cada línea de equipos.

Más recientemente, a esta ola de interés se sumaron verticales mucho más específicas, como el mundo de las telecomunicaciones, en particular quienes cuentan con gran cantidad de sitios distribuidos a lo largo del país y cuyos sistemas de monitoreo no satisfacen las necesidades actuales de eficiencia operacional que les permitan mantenerse competitivos.

En el mismo reporte, la consultora identifica 6 tendencias que están dando forma al mercado durante este año, que serían las siguientes (con nuestra humilde opinión al respecto):

  • El cambio en los procesos de negocios seguirán siendo la principal barrera de adopción

Lo más complejo al implementar nuevas tecnologías es convencer al cliente de hacer las cosas de manera diferente. Sin embargo, los desafíos y problemas a resolver son de tal magnitud y causan tal “dolor” al cliente, que muchas veces vemos disposición total al cambio, sobre todo cuando los métodos tradicionales ya no dan para más. ¡Qué diferencia hay entre destinar un equipo de operarios a tomar datos manualmente versus btenerlos en línea con un click, con un 100% de precisión y en tiempo real!

  • Protocolos de comunicación en el borde se mantendrán fragmentados

Esperar que las empresas realicen inversiones fuertes en unificación de protocolos nos sigue pareciendo lejano, sobre todo porque soluciones como MonitorBox (nuestro HUB industrial multiprotocolo) rompe esta limitante en el borde, permitiendo conexión de equipos antiguos o equipos nuevos con protocolos tradicionales convirtiendo a la IOT en una implementación incremental y no un cambio radical de infraestructura tecnológica.

  • LTE-M y LPWAN forzando la mano de los operadores de telecomunicaciones

El mundo de los protocolos de comunicación tiene todavía un largo camino que recorrer antes de convertirse en algo relevante, por lo que comentaba en el punto anterior. Si las máquinas siguen siendo las de siempre y soluciones de borde como Monitor Box son un intermediario confiable y práctico para conectarlas a la IOT, los operadores de telecomunicaciones podrán seguir usando tecnologías de transferencia de datos comunes por un buen tiempo antes de sentir la necesidad de agregar a sus redes nuevos protocolos.

  • El volumen y gestión de los datos generados por las “cosas” continuará presentando nuevas oportunidades y desafíos para proveedores de almacenamiento, servicios cloud, analytics y visualización

Esto nos toca directamente, ya que Monitor es un proveedor de Storage, servicios Cloud, Analytics y Visualización. Nuestro día a día en términos de desarrollo es el desarrollo de nuestras nuevas herramientas analíticas y de visualización específicas para las verticales en las que estamos trabajando. Encontrar las mejores formas de almacenar los datos capturados, asegurar su continuidad, dar escalabilidad a los servicios cloud y mejorar la capacidad de nuestra plataforma para brindar análisis precisos y oportunos y una visualización intuitiva y útil son (por razones obvias) condiciones sine-qua-non para sobrevivir en esta industria.

  • El precio de los componentes de la IOT seguirá bajando rápidamente, dejándolo al alcance de una audiencia mayor

No hay mucho que agregar acá, los precios de las implementaciones de sistemas IOT han caído al menos a la mitad en los últimos 2 años. Esto nos da la posibilidad de que, a medida que escalamos en capacidad productiva, podamos ofrecer servicios a un grupo de potenciales clientes que no teníamos en la mira hace 24 meses. Por supuesto, esto nos encanta: Democratizar el acceso a la IOT es un mantra que le repetimos a quien nos quiera escuchar.

  • La seguridad de la IOT sigue siendo una fuente de preocupación para los “early adopters”, especialmente al conectar sistemas que previamente se mantenían off-line

Seamos claros: hemos visto dispositivos “inteligentes” (principalmente en el segmento Smart Home, no tanto en el mundo industrial) con serios problemas de seguridad antes, y seguiremos viéndolos en el futuro. Sin embargo, como lo vemos nosotros la responsabilidad de la seguridad en la IOT industrial pasa principalmente por los proveedores de plataforma, por lo que este tema nos atañe directamente. A medida que avanzamos hacia verticales cada vez más angostas y con un entorno competitivo más fuerte, la inquietud de nuestros potenciales clientes respecto a la seguridad ha ido escalando, y nos obliga a mantener la guardia alta.

Por mi parte, espero que la tendencia a adoptar la IOT en la industria siga este ritmo frenético. Obviamente porque significa que nuestro negocio estará montado en una excelente ola, pero también porque el dolor que vemos en la gente de mantenimiento y operaciones en la industria es realmente grande e incapacitante, a ellos también les duele dejar plata sobre la mesa!

Mié, 24/08/2016 - 14:34

Una mirada a cómo los dispositivos conectados están transformando empresas en todo el mundo.

En Octubre de 2015, un excelente artículo en el Harvard Business Review escrito por Michael Porter y James Heppelman (CEO de PTC) le dio una vuelta a la forma en que el acceso a dispositivos conectados esta transformando las empresas de pies a cabeza.

Si no te suena Michael Porter, seguro has escuchado del famoso “análisis de las cinco fuerzas de Porter”, o alguno de sus 18 libros. No por nada es el autor más citado del mundo en las áreas de economía y administración.

En su artículo (encontrarás el link al final de este post), Porter y Heppelman revisan el impacto de la Internet de las Cosas Industrial en cada uno de los aspectos en que ven disrupciones y nuevas oportunidades o amenazas. El artículo es exhaustivo y recomiendo leerlo a todos los interesados en la IIOT, pero salta a la vista que muchos de los desarrollos que empresas como Monitor y otros start-ups le estamos metiendo a la IIOT están fuera del radar del mundo académico y que todavía hay mucho paño que cortar antes que podamos hablar de una industria madura con aplicaciones ampliamente usadas por las empresas. Asimismo, dan como hechos temas que están recién incipientemente siendo adoptados por empresas en el mundo en desarrollo. Cada vez que visitamos a un nuevo cliente potencial nos damos cuenta que el mundo ideal donde todo está monitoreado y hay programas de gestión sacándole el jugo a los datos que generan sus máquinas no es más que una fantasía.

Por supuesto, hay puntos (la mayoría, hay que decirlo) que están brillantemente abordados. Por ejemplo, ven con claridad cómo se conforma el nuevo stack de tecnología asociado a estos dispositivos conectados y la nueva infraestructura que empresas como Monitor deben soportar para poder ofrecer todas estas extraordinarias nuevas capacidades a estos dispositivos. Francamente, ver el modelo del stack de tecnología de la IIOT tan similar al que nosotros mismos habíamos creado años antes nos hizo sentir escalofríos.

Otro punto clave que los autores entienden perfecto es que el monitoreo y la capacidad de control remoto crean nuevas oportunidades para algoritmos de optimización. Y esos tres elementos en conjunto son la base que permite autonomía, con dispositivos aprendiendo, adaptándose a su ambiente, preferencias de los usuarios, que se auto-mantienen y operan por si mismos. ¿Ciencia ficción? La tecnología avanza tan rápido que mi recomendación sigue siendo no pestañear.

También se dan cuenta que las fuentes tradicionales de información en la empresa (operaciones, procesamiento de ordenes, interacciones con proveedores, ventas, servicio al cliente etc.) están siendo reemplazados por la información generada por los dispositivos conectados. Antes, la responsabilidad de definir y analizar estos datos era descentralizada entre las diferentes áreas del negocio y terminaba en silos de información. Compartir datos entre estos silos corporativos suele ser limitado y en episodios puntuales.

¿Donde está el valor en los datos capturada por los dispositivos mismos?

Esta pregunta la podemos responder directamente de nuestra experiencia. Clientes que cuentan con datos capturados por Monitor utilizan esta información centralizada para múltiples actividades generadoras de valor. Por mencionar algunos:

  • Toma de registros para sistemas de gestión: Los registros para sistemas de gestión normados como ISO 9001, ISO 14.001 o ISO 50.001 son normalmente un dolor de cabeza administrativo cuando no están automatizados. Con soluciones como Monitor estos datos van directamente a los sistemas de gestión documental, e incluso cuando Monitor y los sistemas no están integrados, obtener reportes y registros directo desde la web app es mucho más simple y rápido que tener que registrar estos datos en papel o bucear en los sistemas propietarios de cada vendor de dispositivos. En otros casos, los datos alimentan sistemas articulares que ayudan a optimizar la operación o la logística de algunos clientes, por ejemplo, a través de tomas de inventario automatizadas y remotas en centros de distribución de elementos que se almacenan a granel. La toma de datos en estos casos es imprecisa y usa valiosas horas hombre, lo cual se reemplaza con sensores automatizados de bajo costo (por ejemplo, sensores de ultrasonido o laser) que comunican las mediciones a los modelos matemáticos que gatillan alertas y reportes de stock diario.

  • Integración con otros datos y otros dispositivos: Esto es un sueño para muchas compañías. Hacer que por ejemplo en un entorno agrícola, sensores de humedad del suelo en conjunto con el sistema de riego e información meteorológica optimicen el proceso de riego y reduzcan el uso de agua, todo esto sin intervención humana directa. O por ejemplo, patrones de uso en un equipo particular en minería permitan determinar que el equipo es propenso a una falla y ejecutar una acción preventiva que evite una costosa reparación posterior.

  • Reconocimiento de patrones y tendencias para optimizar la operación: Un ejemplo concreto son los planes de eficiencia energética en edificios comerciales. Cada vez más, los dispositivos como sistemas de climatización, sensores y termostatos de estos edificios generan información útil que no es inmediatamente accesible. Obtener estos datos automatizadamente permite separar los efectos estacionales que afectan los sistemas de clima (por ejemplo, sistemas de clima que mantienen un edificio muy por debajo de la temperatura óptima en verano, desperdiciando grandes cantidades de energía), o problemas de eficiencia no detectados que se pueden determinar midiendo circuitos específicos. Es muy típico el caso en que un cliente “cree” que cierto circuito (por ejemplo, climatización o los ascensores) consume más energía que la ideal, cuando la realidad es que el esfuerzo debería estarse enfocando en otro circuito que nadie había medido independientemente.

  • Mantenimiento predictivo: Otro tema interesante relacionado con el anterior es la capacidad de detectar patrones no usuales en estructuras, molinos industriales o grandes equipos en procesos mineros. Una falla estructural puede causar una parada de planta tremendamente costosa, y a menos que haya un monitoreo continuo de vibraciones y su respuesta en frecuencia en puntos críticos de una estructura es posible que dichas fallas estructurales no se detecten a tiempo para tomar las medidas que las prevengan. Hay casos en que hay millones de dólares en juego, por lo que este es un tema serio y que puede generar un enorme valor a las empresas.

Un último punto que los autores ponen sobre la palestra es la tendencia hacia una organización en que la información es unificada, afectando incluso la foma en que se construye la estructura organizacional y las relaciones entre las diferentes áreas. Cada día hace más sentido dejar que la información fluya desde los silos de cada área de la organización hacia sistemas donde esos datos puedan combinarse y analizarse en conjunto. Hay enormes sinergias que se pueden aprovechar, y que en mi opinión son las que definirán las ventajas competitivas de las empresas del futuro.

Al final, la conclusión es simple: Una revolución se está gestando en las empresas de manufactura, desde donde va a expandirse hacia otras industrias. Y el impacto de los dispositivos conectados e “inteligentes” está todavía en pañales.

¡Hasta la próxima semana!

Artículo de Porter y Happelman en Harvard Business Review: https://hbr.org/2015/10/how-smart-connected-products-are-transforming-companies

Mar, 16/08/2016 - 13:58

Los dispositivos conectados en la industria han sido una realidad por años. Sin embargo, conectar estos dispositivos y hacerlos interoperar para lograr las reducciones de costos que esta tecnología promete siempre ha sido complejo y costoso... hasta ahora.

Con sensores bajando de precio dramáticamente casi a diario, y con más y más objetos físicos entrando a la red de dispositivos conectados, la “Internet de las cosas” (IOT) está por fin cambiando la forma en que vivimos y trabajamos. Pero en la práctica, ¿Cómo ayuda la IOT a lograr reducciones de consumo energético, que hemos visto pueden llegar a superar el 20%? A continuación, revisaremos las 5 formas clave en que esto es posible.

1.- Visibilidad de Performance de Equipos

Para los negocios del futuro, esto implicará una enorme reducción de costos debido a que estas nuevas herramientas ayudan a ver exactamente qué está ocurriendo, dónde y cuándo. Al final, la IOT se trata entre otras cosas de crear visibili

dad, tanto en el performance de los equipos, los lugares donde estamos desperdiciando energía y dónde están los ahorros potenciales realmente. Uno de los requerimientos clave que recibimos de nuestros clientes es saber cuánta energía está consumiendo un equipo en particular, por ejemplo un compresor de refrigeración, un equipo de climatización, una línea de producción u otros, porque esto es en general el primer paso para determinar las eficiencias que pueden lograrse. Y si bien muchas veces se supone que esta información es conocida por las áreas de mantenimiento u operaciones, en la realidad el consumo depende de condiciones ambientales, carga de trabajo, estado de mantención y muchos otros factores, por lo que al final termina siendo una incógnita. Con estos datos en la mano, muchas oportunidades de mejora en eficiencia energética son evidentes en una primera mirada.

2.-  Predictibilidad de consumos

Muchos planes orientados a Eficiencia Energética se inician con una medición puntual de consumos energéticos durante un período limitado de tiempo, por ejemplo un día o una semana. Esto puede ser válido para consumos con poca variabilidad, pero cuando las variables ambientales o de producción entran en juego, es insuficiente. Un sistema de clima, por ejemplo, debe monitorearse durante largos períodos de tiempo para saber cómo es su curva real de consumo bajo diferentes condiciones ambientales. Por distintos proyectos en que hemos participado sabemos que comparar el consumo en diferentes épocas del año es engañoso, lo que hace necesario un seguimiento mayor que sólo se logra cuando los equipos están siendo monitoreados en forma continua.

3.- Automatización

Otro tema crítico tiene que ver en cómo implementar las medidas de Eficiencia Energética que se deciden para un proceso en particular. Por ejemplo, apagar sistemas de iluminación, cambiar settings de equipos de clima, encender equipos o muchas otras. Muchas veces, cuando estas medidas deben aplicarse manualmente terminan abandonadas o no se realizan con la periodicidad o precisión que requieren, llevando a resultados insatisfactorios.

La IOT basada en sistemas cloud como Monitor, permiten tomar el control de las máquinas conectadas y automatizar su funcionamiento a través de reglas u horarios centralizadamente desde una aplicación web en cualquier parte. “Centralizadamente” es una palabra clave, ya que muchas veces la principal complejidad es que los sistemas están distribuidos por toda una planta (o por todo el país) y manejarlos manualmente o cambiar programación se convierte en algo muy poco práctico.

4.- Máquinas que interoperan para tomar decisiones

Todos sabemos que muchas máquinas, sensores o instrumentos en la práctica no son compatibles. ¿Cómo podemos hacerlos conversar para que, por ejemplo, un sistema de clima responda a los datos que captura un sensor de temperatura de otro fabricante que está en otro lugar, o contra lo que registre un medidor de energía u otro instrumento? Sistemas como Monitor permiten convertir estas máquinas incompatibles en objetos virtuales en la nube que interoperan entre sí, metiendo una capa de compatibilidad que les da capacidades de comunicación superiores para implementar medidas de eficiencia energética.

5.- Liberando tiempo del personal de Operaciones y Mantenimiento

Un problema clásico de las áreas de Mantenimiento y Operaciones es la gestión del tiempo. Lo usual es que sin suficiente visibilidad, cada día termina concentrado en resolver “incendios”, respondiendo ante requerimientos y fallas que podrían haberse previsto con las herramientas adecuadas o planificando reparaciones, o simplemente tomando información en terreno en forma manual para luego llenar hojas de cálculo, fichas o registros.

Una de las ventajas de la visibilidad y capacidad de acción remota que ofrece la IOT es que libera tiempo para realmente hacer gestión. Tiempo para estudiar la información que se recoge automáticamente y poder determinar acciones que realmente permitan lograr las eficiencias y mejoras que se quieren implementar. Esto impacta fuertemente en la productividad del personal y se refleja en resultados financieros directamente. Afortunadamente estamos viendo como muchas empresas se están sumergiendo en el mundo de posibilidades que ofrece la IOT empujados por la necesidad de liberar el tiempo de la gente que realmente conoce sus instalaciones y la operación y que realmente puede lograr cambios sustanciales, muchas veces sin necesariamente hacer grandes inversiones.

 

Mié, 14/05/2014 - 10:56

Energy Meter

Actualmente, disminuir el consumo, reducir las pérdidas y hacer un uso eficiente de energía, mejora los resultados financieros, la productividad, y ayuda a promover una cultura en las personas sobre el uso responsable de la energía y el cuidado con el medio ambiente. No obstante, en la mayoría de los casos la gerencia no cuenta con información fiable precisa y oportuna para tomar decisiones sobre cómo, dónde y cuándo se consume la energía en el inmueble o la industria.

A pesar de encontrarnos en un momento en que la responsabilidad social empresarial es un punto valorado por la comunidad y que existe un interés mayor por parte de las compañías por destacar en políticas amigables con el medio ambiente, las prioridades del equipos ejecutivos están focalizadas en el cumplimiento de sus objetivos y estrategias de negocios y cuando las hay, frecuentemente no cuentan con la información necesaria en un formato simple de entender.

Por otra parte, lo usual es que las medidas adoptadas tendientes a realizar un uso eficiente de la energía forman parte de un proceso de modernización de la instalación, pero no de un programa de monitoreo y seguimiento, y en consecuencia, los ahorros logrados se pierden al poco andar. El éxito para disminuir el consumo, reducir las pérdidas y hacer un uso eficiente de energía se mantenga en el tiempo, es que la gerencia tenga los antecedentes necesarios para poder tomar decisiones informadas que permitan mantener un balance entre los objetivos de productividad y de uso de la energía.

Aqui entran los sistemas de gestión energética para edificios (BEMS, por su sigla en inglés), una de las industrias que más sufrió los recortes presupuestarios de la crisis financiera global y que está resurgiendo con interesantes alternativas orientadas a diferentes segmentos de clientes.

Para más información, contáctenos